Loading...
Inicio 2019-02-01T04:10:56+00:00

Con el avance de la tecnología, los teléfonos de los que disponemos hoy son herramientas versátiles. Prácticamente, se les pueden considerar herramientas de trabajo por todo lo que nos permiten hacer, como es pagar la cuenta de un restaurante, por ejemplo. Sin embargo, debemos saber ciertas cosas antes de lanzarnos al ruedo. Te lo contamos a continuación.

¿Cómo pago con mi móvil?

Principalmente, vuestro teléfono móvil debe tener NFC (Near Field Communication), un sistema contactless que nos permite pagar de forma inalámbrica. A la hora de pagar con un teléfono móvil, sólo tenemos que acercar la parte trasera al datafono en cuestión y se realizará la transacción en 2 segundos. Antes de todo, debéis configurar vuestros terminales para que el proceso se resuma en 2 segundos. Lo primero que debéis hacer, es bajaros una aplicación para el teléfono móvil, la cual puede ser Apple Pay, Samsung Pay o Google Pay (son las más utilizadas). Nada impide que utilicéis otras, como las de bancos o entidades de crédito, todas se utilizan de forma similar. Destacar que también se puede pagar con dispositivos que tengan NFC, como smartwatches o smartbands. Esto es mucho menos utilizado, pero es interesante y útil para aquel que disponga de alguno de estos dispositivos.

Cartera o wallet

Después de bajarnos la aplicación de pagos, tendremos que configurarla. Este proceso es muy sencillo y se resume a introducir datos de tu cuenta bancaria o de tu tarjeta de crédito o débito. Cada aplicación precisa de unos datos adicionales, como foto, datos personales o cualquier otra cosa que precise la identificación exacta del pagador. Cuando hayamos rellenado todos los datos, procederemos a completar el proceso añadiendo medidas de seguridad, que suelen ser patrones, pines, huella dactilar, reconocimiento de iris o facial (dependiendo del Smartphone que se tenga). Esto es muy sencillo, como ya veis; de todos modos, no os aconsejo los desbloqueos por huella dactilar o reconocimientos de iris o facial, ya que son fácilmente manipulables.

Así como es importante tener su cuenta bancaria y su tarjeta de Crédito y débito, para su empresa es vital  tener un  lector de tarjetas de crédito con chip, ya que tendrá mejores beneficios para sus clientes y para su negocio.

Consejos para la seguridad del pago

Todo lo que sea usar la tecnología para algo tan serio, como tener vinculada una cuenta bancaria o tarjeta de crédito a un teléfono móvil, requiere unas medidas de seguridad severas. Así que, aquí van varios consejos para reforzar la protección de vuestras aplicaciones de pago:

– Doble autenticación. Normalmente, este sistema se basa en un login, envío de SMS con un código a un teléfono móvil para certificar que la persona que accede es la correcta. Esto se hace para los casos en que alguien descubra tu password.

– Bloquea el móvil. Si no usas código de desbloqueo, cualquier persona puede acceder a tu terminal. Establece uno o varios, si es preciso.

– Bloquea la aplicación. Es posible que averigüen el código de desbloqueo de tu móvil y accedan al Google, Apple o Samsung Pay de rigor. No obstante, en casi todos los Sistemas Operativos puedes bloquear con un password distinto ciertas aplicaciones que tú elijas. Hazlo.

– Servicios de geolocalización. Perder el móvil se vuelve un problema mayor, si usamos estas aplicaciones. Así que, usad iCloud o cualquier servicio de localización, por si perdéis el Smartphone.

– Root. Los móviles rooteados no van a poder usar estas aplicaciones. Pasa lo mismo con el Jailbreak en iOS. Esto significa que tu móvil queda inutilizado para estos fines, ten cuidado.

– Cuidado con los permisos. Obliga a la aplicación a pedir permiso para utilizar el NFC del Smartphone, no vaya a ser que tenga acceso completo y se vuelva loco, haciendo pagos a diestro y siniestro.

CONTACTO

Contacto.

Nombre

E-mail

TelÈfono

Mensaje