Las 8 lecciones de la inversión de capital

Si va a invertir en acciones, particularmente en el mercado volátil de hoy, entonces vale la pena escuchar cualquier consejo que los expertos tengan que dar. Kevin Murphy, el nuevo administrador del Fondo de Ingresos de Schroder, y el ex co-administrador del Fondo de Recuperación de Schroder, le dice a The Telegraph las ocho lecciones que los inversores en acciones deben aprender.

1- La paciencia es una virtud

El sentimiento del mercado puede crear oportunidades excepcionales para los inversores con paciencia. En momentos de “pánico” en el mercado, los precios de las acciones fluctúan mucho más de lo que los fundamentos subyacentes de muchos negocios justifican. Esto crea grandes oportunidades.

2- Ignorar a los economistas

Aunque a los gestores de fondos se les pregunta con frecuencia su opinión económica, la macroprevisión es notoriamente difícil. El proceso se basa en la predicción de una serie de variables interrelacionadas.

El número de economistas que han demostrado estar equivocados durante esta crisis pone de manifiesto la magnitud del desafío. No tiene mucho sentido predecir las perspectivas económicas o usar las macroprevisiones para determinar los valores de las empresas.

3 – Lo barato es lo mejor

Si las macrotendencias no son el mejor indicador de los rendimientos del mercado bursátil, la valoración sigue siendo la guía más segura para el rendimiento futuro de las inversiones y los datos ilustran que la compra de valores con valoraciones bajas ofrece la mejor oportunidad de obtener rendimientos futuros.

Comprando acciones a unas 5-10 veces los ingresos, normalmente se vería un rendimiento anualizado durante los próximos 10 años de más de 10pc. Por el contrario, la compra de acciones a 25-30 veces vería retornos futuros extremadamente decepcionantes.

4 – Las buenas compañías no siempre son una ”compra”

Comprar una “buena” compañía al precio equivocado puede afectar seriamente los rendimientos generales.

5 – Es el promedio que cuenta

Los picos y las caídas forman parte del rendimiento de las operaciones y de los precios de las acciones, pero hay una tendencia a revertir a los promedios. Es poco probable que las empresas con altos beneficios generen ese crecimiento para siempre y es poco probable que las empresas con bajos beneficios se queden estancadas en los surcos a largo plazo.

Al valorar las empresas, elimine los picos y las caídas y mire el potencial de ganancias promedio a largo plazo, el valor intrínseco o el potencial de ganancias “normalizado”.

6 – La historia de los dividendos es clave

En la medida en que los inversores buscan con ahínco el rendimiento, es importante tener en cuenta la capacidad de las empresas para pagar dividendos a largo plazo, en lugar de dejarse llevar por las distribuciones a corto plazo.

Algunas empresas de servicios públicos necesitan aumentar su deuda cada año para mantener su dividendo al nivel actual.

7 – El tamaño no importa

El error de seguimiento (cuán diferente parece un fondo de su índice de referencia) es una medida de “riesgo” ampliamente utilizada, pero es inapropiado evaluar las carteras sólo sobre esta base. El no poseer un gran FTSE All-Share resulta en un mayor error de seguimiento y, teóricamente, un mayor “riesgo”.

Sin embargo, es preferible evaluar las inversiones en términos de riesgo absoluto, considerando el riesgo de valoración (el riesgo de pago excesivo), el riesgo de ganancias (el riesgo de que las ganancias disminuyan con el tiempo) y el riesgo financiero (el riesgo de insolvencia).

Si los posibles beneficios de una inversión superan significativamente el equilibrio de los riesgos, debe considerarse una oportunidad atractiva a largo plazo, independientemente del tamaño del índice.

8 – No sigas a la manada

La voluntad de ir en contra de la multitud (y para que su fondo tenga un aspecto diferente al del índice) es fundamental para generar rendimientos superiores a largo plazo.

El artículo completo original puede encontrarse aquí.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *