Hoy en día, en cualquier comercio tienen datafonos contactless que nos permiten pagar sin tener que pasar la tarjeta por la banda, o sin tener que sacar la cartera y pagar con el teléfono móvil. Si no tienes un TPV que soporte este tipo de pagos, os contamos a continuación cuáles son todos sus beneficios.

  1. Más rápido

Antiguamente, cuando se pagaba con tarjeta, ésta se tenía que pasar por una banda y esperar a que el TPV lo detectara. Esto generaba ciertos problemas, ya que muchas tarjetas se desgastaban muy rápido y surgían problemas de detección. Esta situación era preocupante y obligaba al consumidor a tener que poseer dinero en efectivo o más tarjetas disponibles, por si la principal fallaba.

Con los TPV móviles esto desaparece, ya que sólo es necesario acercar la tarjeta al datafono para completar la transacción.

  1. Más seguro

A día de hoy, existen muchos servicios de pago como PayPal, Bizum, Google Pay, Samsung Pay o Apple Pay que permiten realizar transacciones con las tarjetas o cuentas bancarias que vinculemos. De este modo, no hace falta ni llevar la cartera encima, precisando solamente de un Smartphone.

Ahora, no pasará nada si falla tu tarjeta, aunque tampoco haya un cajero disponible cerca, porque podremos utilizar el teléfono móvil para pagar.

  1. Libertad de movimiento

Con los TPV móviles encontramos una gran ventaja: llevar el datafono a la mesa del cliente. Con este simple cambio conseguimos dejar libre la barra, la cual se llenaba antes de gente que quería pagar la cuenta. Los TPV móviles tienen 4G y Wi-Fi, por lo que funcionan de forma inalámbrica, así que el personal puede llevar a donde sea necesario el TPV para que el cliente pague con su tarjeta o Smartphone.

  1. Libertad de elección

Los lectores de tarjetas contactless ofrecen al cliente nuevas formas de pago, como es la del pago por NFC, pudiendo pagar con un Smartphone, smartwatch o smartband. Pensad que en un Smartphone podemos tener varias aplicaciones vinculadas a cuentas bancarias distintas; de este modo, damos al cliente la libertad de que nos pague con el dinero de la cuenta que prefiera.

Antes sólo era posible pagar con tarjeta o en efectivo, pero ahora es más seguro, más rápido, más completo y más accesible, ya que muchas personas tienen negocios online y no han pisado un banco en su vida.

Artículos sugeridos: